Una polémica restauración.

Hoy lunes 27 de agosto un equipo de restauradores profesionales viaja a Borja, localidad zaragozana que en los últimos días ha sido conocida a nivel internacional por la “restauración” de la pintura mural del Ecce Homo, obra del artista Elías García Martínez. Esta pintura se encontraba en uno de los muros de la iglesia del Santuario de Misericordia de Borja y ha sido restaurada por una octogenaria vecina de la localidad, Cecilia Giménez.

Mientras que en Borja, cansados del acoso mediático, existe un apoyo unánime a Cecilia que, según las fuentes, ha actuado de buena fe; a nivel internacional la situación es muy diferente ya que existen muchos interrogantes al respecto. ¿Cómo es posible que una actuación de este tipo pase inadvertida? Independientemente de que sea una obra no catalogada, ¿es factible que se pueda aceptar una “restauración” de este tipo? ¿Podemos considerar esta actuación como un accidente o tal vez como un problema causa de la falta de interés por la conservación y el respeto del patrimonio?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s